Casa capitular Dune by Frank Herbert

By Frank Herbert

Sexta entrega de los angeles extraordinaria saga «Dune», Casa Capitular abre insólitas dimensiones a na narración que está considerada l. a. cumbre de l. a. ciencia ficción contemporánea.

Las Honorables Madres se enfrentan, con sus terribles poderes, a l. a. secular Bene Gesserit. Las revenidas Madres, ocultas y fortificadas en su planeta Casa Capitular, intentan revivir el viejo orden que les dio su antiguo poder en todo el universo. Un ghola de Miles Teg está siendo adiestrado para superar incluso a su poderoso antecesor.

La unión de Duncan Idaho y Murbella, cautivos ambos en los angeles no-nave, puede arrojar luz sobre el traumático fenómeno de l. a. Dispersión.

Show description

Read or Download Casa capitular Dune PDF

Best spanish books

Educación para la ciudadanía : democracia, capitalismo y estado de derecho

A principios del siglo XXI, en l. a. España democrática, un partido socialista está a punto de aprobar una asignatura que en l. a. precarizada educación pública pretende concienciar, animar a los futuros ciudadanos a los angeles participación democrática, en un contexto nacional e internacional cada vez más degradado por los angeles voracidad capitalista.

Extra resources for Casa capitular Dune

Sample text

En contraste con la blandura superficial de la carne de Bell, había una solidez ósea en Tamalane. Siempre mantenia su compostura, sus músculos tan bien tonificados como era posible. En sus ojos, sin embargo, había algo que desmentía aquello: una sensación de retirarse, de apartarse de la vida. Oh, seguía observando, pero algo había 33 iniciado ya la retirada final. La famosa inteligencia de Tamalane se había convertido en una especie de astucia, confiando más en las observaciones y en las decisiones pasadas que en lo que veía en el presente inmediato.

Tamalane se agitó ligeramente en su silla. Odrade miró a la vieja mujer. Tam, siempre compuesta tras su máscara de paciencia crítica. Un pelo de nieve sobre un estrecho rostro: La apariencia de la sabiduría de la edad. Odrade penetró la máscara de Tam hasta su extrema severidad, la pose que decía que le disgustaba todo lo que veía v oía. En contraste con la blandura superficial de la carne de Bell, había una solidez ósea en Tamalane. Siempre mantenia su compostura, sus músculos tan bien tonificados como era posible.

Del mismo modo que se inclina este operador, así avanza el rumbo. La culpa de todo lo que ocurre puede echársele al Destino. Una de las funciones más útiles del Destino, o de Dios. Si las cosas van mal siempre tienes a alguien aparte de a ti mismo a quien echar la culpa. Los chivos expiatorios prestos a ser sacrificados, la forma mortal de los antiguos dioses. ¿Y en qué soy yo mejor que un conductor de verduras? ¡Autocompasión! Qué fácil era caer en esa trampa. La enorme máquina pasó delante de ella alejándose del patio, sin que su operador se dignara dirigirle otra mirada.

Download PDF sample

Rated 4.14 of 5 – based on 9 votes